OPINIÓN: ¿Qué incentivo tiene actualmente un dentista en Chile para especializarse?

dentista

Para ningún lector que provenga del área dental, debería ser novedad que en nuestro país no existe una ley de especialidades odontológicas, es decir, actualmente no tenemos una diferenciación real entre el campo de acción clínica de un odontólogo general y otro con cualquier especialidad. Dejando fuera las implicancias que esto pudiera tener en la calidad de las prestaciones que entregamos a nuestros pacientes y sin desconocer que la creación de una ley como esta, es un tema pendiente, decidí plantearme la siguiente pregunta:

¿Qué incentivo tiene actualmente un dentista en Chile para especializarse?

Dr. Rafael Rubí Kauterich
Cirujano Dentista
Diplomado en Implantología Oral
Diplomado en Administración y Gestión de Clinicas Odontologicas
Especialidad en Implantología oseointegrada (en Curso)

linea

 Antes de comenzar a responder la pregunta, es preciso que evidenciemos una sencilla verdad sobre los seres humanos: “Las personas no son buenas ni malas, las personas responden a incentivos”. Por más curioso que parezca, los dentistas también somos personas y respondemos a incentivos, incluso antes de ser dentistas, existieron en nosotros múltiples incentivos para conseguir nuestro título de pregrado. Actualmente, y es la opinión de varios que somos odontólogos, sintonizando con declaraciones formales de nuestro colegio profesional, creemos, que podría no llegar a ser una buena idea para un egresado de enseñanza media en el chile, hoy estudiar la carrera de odontología. Varios son los motivos, una inminente sobrepoblación profesional y una escases de puestos de trabajo, entre otros argumentos, deberían alertar al estudiante y su familia frente a la decisión de pagar un arancel carísimo por la carrera. Independiente de cuan precisa pudiera ser esta apreciación sobre el estado actual de nuestra profesión o lo triste del hecho, de que sean, los mismos dentistas quienes no recomienden estudiar esta bella carrera, para poder enfocarme en contestar la pregunta planteada, me veo obligado a referirme únicamente a quienes ya somos odontólogos, y querámoslo o no, con o sin un buen trabajo, con o sin una deuda universitaria, lo seguiremos siendo hasta la muerte.

dentista_consulta

Para contestar mí pregunta, se vuelve necesario recurrir a la comparación, por ejemplo, con nuestros parientes del área, los médicos. Quienes ofrecen un servicio dentro un sistema de libre mercado (como cualquier otro servicio profesional en nuestro país), donde la escasez relativa de este, provoca que tenga un alto valor u costo, ¿Lo explico de manera sencilla?, Solicite usted hoy una hora al oftalmólogo, seguramente tendrá que esperar varios días y tendrá que pagar un alto precio por dicha hora (no considere el reembolso de su isapre o seguro complementario, finalmente usted sabe que ese dinero sale de su bolsillo), ¿La explicación?, los oftalmólogos son muy escasos (no quiero decir con esto que los aranceles de los oftalmólogos estén sobre valorados o que ellos no lo merezcan). No obstante, ¿Porque son muy escasos los oftalmólogos?, acaso, ¿existen pocos médicos generales con intención de ser oftalmólogos? o ¿No existen suficientes postulantes con la capacidad intelectual para estudiar la especialidad?, claro que no. Lo cierto es que muchos médicos generales querrían ser oftalmólogos y probablemente todos podrían cumplir con los requisitos intelectuales de la especialidad, entonces, ¿qué ocurre?, ocurre que las becas anuales para oftalmólogos son muy escasas y por tanto pocos se titulan cada año. Esto se traduce, en que al estar controlada la matricula existe un pequeño número de profesionales capaces de entregar el servicio, por tanto se mantiene la escasez y con ello su alto valor. Esto sumado a la realidad nacional, donde existe una gran demanda de estos especialistas tanto en el servicio público como privado. Este no es un juicio de valor ni mucho menos un emplazamiento a los oftalmólogos o cualquier otro especialista médica, es un hecho y nada más. Pero, ¿qué ocurre en odontología?, precisamente lo contrario, junto con la explosión de crecimiento en la oferta de escuelas de odontología, el número de programas de postgrados para dentistas también aumentó de manera exponencial, llegando al niveles, en que cualquiera que puede pagar sus carísimos aranceles, puede llegar a ser especialista en cualquier área de la odontología. Adicionalmente y siguiendo la comparación con medicina, respecto la demanda de odontólogos especialistas tanto en el sector público como privado, es muy baja.

odontologia

Entonces ¿Cuál es el incentivo?, consideremos pues, un puro interés intelectual de perfeccionamiento continuo o mero gusto de querer ser mejor profesionalmente, sucede que en la práctica, excluyendo los postgrados que llevan muchos años, dictados por universidades con alto prestigio, la mayoría de las especialidades odontológicas en Chile tiene escaso tiempo de maduración y son de tiempo parcial, haciendo dudosa la validación de su calidad formadora, por lo que en general, estos nuevos especialista carecen de una de las principales cualidades que debe poseer un especialista de cualquier profesión: “la experiencia”, sin duda este la obtendrán en algún momento de su carrera, el problema, es que los programas académicos existentes, no capaces de desarrollarla.

Resumiendo, especializarse en cualquier área de la odontología hoy es sencillo (si se está dispuesto a pagar mucho dinero), pero debe tenerse claro que en términos legales no le otorga ninguna atribución por sobre un dentista general, que además, el mercado donde va a prestar sus servicios no posee ningún control del número de egresados y que la tendencia actual de las universidades es formar más y más especialistas día a día. Por su parte, las especialidades que en su mayoría poseen programas académicos por decir lo menos: “inmaduros” que no incapaces de asegurar la experticia del especialista. Todo esto, para finalmente buscar trabajo en un sistema de salud publico/privado con escasa oferta laboral.

En conclusión, los incentivos que tiene actualmente un dentista en Chile para especializarse son muy pocos y por tanto la decisión de tomar una especialidad es riesgosa, un hecho lamentable, considerando que nuestro País guarda una enorme deuda en lo que a salud bucodental se refiere.

Si  al igual que el Dr. Rafael Rubí Kauterich,  quieres compartir  información con la Comunidad Odontólogica Internacional,  deseas realizar una Columna de Opinión, sugerencias, encuestas,  presentar Casos Clínicos o trabajos de Investigación,  desde ahora puedes hacerlo desde http://webdental.cl/sitio/colabora/.

linea

Toda la Información Odontológica en:

webdental_SMALL

Si  tienes Facebook, únete a nuestra Comunidad de Odontologia
http://facebook.com/webdentalchile

En Twitter:

Si deseas Recibir Nuestros Contenidos en tu correo electrónico, Déjanos tu mail en el siguiente Formulario Online (clic aqui)

Recibe una Notificación en tu Mail, cada vez que publiquemos un artículo en nuestro Blog, Inscríbete en el siguiente Formulario (clic aqui)

Únete a  

linea
Ahora Disponible para Android en Google Play

Google-play
Link: http://bit.ly/webdental-App

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: